Como mejorar y construir la Autoestima.

Hoy en día estamos acostumbrados a mencionar algunos términos a la ligera, por ejemplo, observamos que alguien está triste, y, si esa tristeza se prolonga ya decimos que está depresivo. Cuando realmente lo que ocurre, en la mayoría de los casos, es que estamos deprimidos. Así como el término depresión, también usamos el de ansiedad, cuando estamos muy nerviosos decimos que estamos ansiosos y así con muchos otros

Hoy quiero hablar de la autoestima, nos encanta hablar de autoestima y, muchos no saben ni lo que es. Este es otro ejemplo de palabras que usamos a la ligera, porque está de moda. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de autoestima? Solemos utilizar este término para señalar a alguien que está triste y no puede o  no le apetece hacer algo determinado, rápidamente sin conocer la causa o causas de su “no acción” pensamos que no lo hace porque tiene miedo a que le salga mal o no como le gustaría, es inseguro, tiene baja autoestima, etc. A esto me refiero cuando digo que utilizamos estas palabras a la ligera.

Pues bien, vamos a intentar aclarar de una forma sencilla lo que significa autoestima.  La autoestima es la opinión que tenemos de nosotros  mismos, cómo nos valoramos. Pero lo más importante es  que la podemos mejorar. La baja autoestima  suele ser unos de los primeros aspectos a trabajar en la consulta ya que es unos de los síntomas más comunes en los trastornos emocionales o conductuales.

Cuando nuestro nivel de autoestima es bueno  tenemos una visión realista de nosotros mismos, es decir, sabemos reconocer nuestras cualidades positivas y negativas, nos ponemos metas que sabemos que seremos capaces de cumplir, somos coherentes, etc. Pero, ¿qué pasa con las personas que tienen la autoestima baja? ¿Por qué no creen en sí mismas?, nos solemos hacer éstas y otras preguntas cuando a nuestro alrededor nos encontramos con gente que de alguna manera percibimos que no creen en ellas mismas, no confían en que pueden conseguir sus objetivos… Desde que somos pequeños estamos construyendo nuestra autoestima y depende de muchos factores como ésta vaya evolucionando. Nuestros padres son un factor muy importante en la construcción de nuestra autoestima, pues depende de cómo lo hagan en esos primeros años de nuestra vida desarrollaremos un nivel saludable de autoestima o no. Como citábamos anteriormente no solo serán nuestros padres los que determinarán nuestros niveles de autoestima en la edad adulta sino también nuestras vivencias y experiencias personales.

Como padres, si queremos asegurarles a nuestros hijos un desarrollo psicológico adecuado con una autoestima alta debemos animarlos en sus iniciativas, proyectos, etc., y ayudarlos a que valoren sus errores como oportunidades de aprendizaje y no como meros fracasos. Hay que tener mucho cuidado con las metas que se propongan e incluso nosotros mismos como adultos. Cuando nos proponemos metas que están por encima de nuestras capacidades y como consecuencia no llegamos a conseguirlas nuestra autoestima se ve mermada. Por ello nuestros objetivos tienen que ser lo más realistas posibles, acorde con nuestras aspiraciones y capacidades.

Fotógrafo: Lenin Herrera Rodriguez. Fotógrafo